Préstamos para Desempleados con Prestación

Actualmente vemos cómo la situación económica se ha vuelto difícil a nivel mundial; España no es la excepción, por eso, el acceder al mercado laboral es todo un reto; vemos cómo va en aumento la tasa de desempleo; por lo que  muchas personas se ven en la necesidad de solicitar préstamos para desempleados. Te hablaremos de las opciones que tienes disponible y algunas condiciones que debes conocer.

Otro factor que influye en la adquisición de empleo es que muchas veces son vinculados a la temporada y la ocupación turística. Aunque existen algunos planes de ayuda, como la prestación por desempleo, sabemos que no son suficientes para el mantenimiento propio y el de la familia; por lo que es necesario analizar otras opciones, como los préstamos.

Préstamos para Desempleados

Aspectos a Considerar Antes de Solicitar un Préstamo para Desempleado

Si estamos desempleados, los préstamos pueden brindarnos una protección ante cualquier evento de emergencia o imprevisto; o para satisfacer las necesidades básicas mientras se obtiene un empleo. Son muchas las opciones que ofrece el mercado; por ejemplo, una de las mejores opciones son los créditos o préstamos rápidos; ya que no es necesario esperar para recibir la respuesta de si te aprobaron.

Lo más importante a la hora de decidir qué préstamo elegir, es tener en cuenta cuál opción se ajusta mejor a nuestra situación y cuál nos ofrece mejores condiciones. En este sentido, es beneficioso contar con la prestación por desempleo; ya que, aunque los ingresos sean bajos, a la hora de solicitar los préstamos, funcionan como un aval de tu capacidad de pago; y tendrás mayores y mejores posibilidades de préstamos.

Si no cuentas con ningún tipo de ayuda o subsidio a la hora de solicitar un préstamo, existen algunas empresas prestamistas que aceptan un avalista que pueda responder en caso de impago. Otro factor que influye es el monto del préstamo; ya que la garantía que te solicitan es proporcional al importe del préstamo solicitado y de acuerdo a tu situación financiera.

Otro aspecto que debes saber, es que algunas de estas empresas que otorgan préstamos a desempleados también reciben a quienes están incluidos en ASNEF; aunque es un poco difícil, no es imposible. Es un riesgo que algunas empresas están dispuestas a asumir, dependiendo de tu historial financiero, de la razón por la que estás en ASNEF, y si cuentas con prestación, ayuda o subsidio por desempleo; ya que esto garantiza un mínimo de ingreso fijo mensual con el que puedes responder.

Opciones de Préstamos para Desempleados con Prestación

Préstamos o Créditos Rápidos para Desempleados

Este tipo de préstamo se tramita vía online, son muchas las empresas que puedes encontrar para este tipo de solicitud. Tienes muchas opciones, entre las que puedes elegir la que más te convenga y ofrezca mejores condiciones; por ejemplo, una de las condiciones atractivas que algunos ofrecen son:

  • Aceptan ASNEF.
  • Primer préstamo gratis.
  • Descuentos especiales a clientes.
  • Abono en cuenta en solo 15 minutos o menos.
  • Posibilidad de solicitar prórroga sin coste.
  • Créditos sucesivos hasta 4 meses.
  • Descuentos al pagar anticipadamente.
  • Alto porcentaje de aprobación.

Solo debes analizar muy bien cada una de las opciones y las condiciones que ofrecen y así podrás acceder a los mejores y mayores beneficios. Estos préstamos rápidos para desempleados te ofrecen la ventaja de que no solicitan la cantidad de requisitos de los préstamos convencionales y podrás obtener el dinero de forma inmediata en tu cuenta.

Muchas de estas empresas tienen la particularidad de que trabajan las 24 horas al día y todos los días del año, incluyendo días festivos; por lo que representan una gran alternativa en caso de un evento de emergencia que requiera disponer del dinero de inmediato. Y en el caso de no aprobarte el préstamo, de igual manera te notifican al momento, sin tener que esperar.

Otra ventaja es que no requiere justificar el destino de los fondos, y en algunas de ellas no exigen contar con ingresos fijos mensuales.

Microcréditos para Desempleados

Los microcréditos son una de las mejores opciones para los desempleados con prestación o sin ningún tipo de ayuda; ya que su importe es normalmente de 300 euros, por lo que se puede obtener fácilmente.

Una ventaja que ofrecen los microcréditos es que pueden tramitarse aunque te encuentres en un fichero de morosidad como ASNEF y sin necesidad de nómina.

Algo que debes tener presente al considerar optar por un microcrédito, es la tasa de interés que ofrecen; ya que normalmente suele ser elevada; por eso es que muchas de estas empresas asumen el riesgo de otorgar créditos a los morosos; porque aún cuando ocurran impagos, debido a sus altos intereses, generan suficientes ganancias.

Comparador de Préstamos para Desempleados

Puedes utilizar los comparadores de préstamos para desempleados, disponibles en la red; a través de ellos podrás analizar las diferentes opciones disponibles y revisar las ventajas y desventajas que cada uno ofrece.

Estos comparadores realizan una búsqueda inteligente; comparan entre cientos de bancos, entidades financieras y sitios web de empresas crediticias. Son confiables y gratuitos, puedes incluso obtener asesoría de expertos financieros, vía online.

Los resultados de los análisis se muestran en base a las características de la búsqueda y ofrecen en primer lugar las mejores opciones; como lo son aquellas que ofrecen menor tasa de interés, mayor tiempo en la devolución del dinero, incluyen ASNEF, entre muchas otras características.

Requisitos para Tramitar los Préstamos para Desempleados

Normalmente estos préstamos son bastante fáciles y sencillos de tramitar y totalmente diferentes a los solicitados por las entidades financieras tradicionales. Los requisitos más comunes al solicitarlos son los siguientes:

  • Ser mayores de 21 años de edad.
  • Contar con identificación DNI y en caso de ser extranjeros, contar con el NIE y pasaporte.
  • Disponer de una cuenta bancaria en la cual será abonado el monto del préstamo solicitado.
  • Y en algunos casos es requerido un aval de ingresos fijos mensuales, como prestaciones, ayudas, subsidios y otros.

Lo primordial a la hora de solicitar un préstamo es analizar tu situación personal y optar por la mejor alternativa.