¿Cómo Evitar el Embargo de una Casa?

La actual economía representa un desafío para todos; por ello, a la hora de planificar nuestras finanzas, son muchos factores que debemos tomar en cuenta. Nuestra vivienda es la mejor inversión que poseemos; por eso es importante que sepas cómo evitar el embargo de una casa; para ello te daremos una guía con sugerencias que de seguro serán muy útiles.

Evitar el Embargo de una Casa

Proceso de Embargo de una Casa

Este proceso requiere  tiempo, ya que no es rápido ni fácil de realizar. Se deben cumplir algunos pasos, los cuales abarcan desde primer impago hasta la declaración del desahucio de la casa; este último paso se conoce como ejecución hipotecaria y se ejecuta a través de una sentencia judicial, la cual debe estar aprobada por un notario.

Fases del Embargo de una Casa

Vamos a describir cada uno de los pasos o fases de un embargo, para que estés al tanto y puedas evitar el embargo de una casa.

Avisos de Impago

Una vez que transcurran 15 días de no haber cancelado tu deuda, te contactará la entidad bancaria correspondiente. Eso corresponde a un aviso, te explican tu situación de morosidad y te instan a cancelar la deuda.

Comunicación Oficial

Al pasar 1 mes del impago, las entidades bancarias proceden a enviarte documentos oficiales, en los cuales advierten la situación delicada que conlleva los impagos.

Entrada en Moratoria

Cuando han transcurrido cinco o seis meses de impagos de deuda continuos, las entidades bancarias pueden incluirte en los ficheros de morosos como ASNEF.

Demanda Judicial

Al persistir la deuda o morosidad más de seis meses, las entidades bancarias inician el proceso de la ejecución hipotecaria; a través de una demanda que se presenta ante los juzgados. Como propietario, recibes una notificación de dicho proceso.

Registro de las Cargas sobre la Propiedad

Una vez se inicie el proceso de la ejecución hipotecaria, la primera información que te solicitarán, es el registro de la propiedad en la cual quede oficialmente identificado las cargas que existen sobre la vivienda o el inmueble, en el caso en que corresponda.

Convocatoria de Subasta

De acuerdo a como transcurra el proceso judicial, se puede convocar una subasta; cuando ya han pasado entre seis meses y un año  de caer en morosidad. La fecha, hora y precio con el cual subastarán, es anunciada en el Tablón de Anuncios del Ayuntamiento, del registro de la propiedad y en los juzgados; incluso se puede anunciar a través de boletines especiales en prensa. Es importante que sepas que las entidades bancarias no están obligadas a notificarte dicha información.

Celebración de la Subasta

Al llegar el día de la subasta, se adjudica la vivienda o el inmueble al mejor postor; este proceso lo realiza el secretario o notario del juzgado, tras analizar las diferentes pujas realizar. Una vez que haya finalizado, automáticamente el propietario pierde la vivienda. Si el precio que se obtuvo en la subasta no es mayor a la deuda que mantiene el deudor con el banco, este seguirá manteniendo una deuda pendiente ante la entidad.

Lanzamiento o Desahucio

Este paso consiste en notificar al propietario que debe abandonar la vivienda; se solicita que sea de manera amistosa, sin recurrir a los trámites del desahucio, en un plazo de tiempo. En el caso de que el propietario se negara a abandonar la vivienda, se inician formalmente los trámites del desahucio.

Consejos para Evitar el Embargo de una Casa

Una vez que has analizado todos los pasos o fases del embargo, ya sabes a qué situaciones puedes enfrentarte. Aunque el tema de los embargos es delicado, hay ciertas recomendaciones que puedes seguir para lograr evitar el embargo de una casa. Ten presente que los posibles casos de embargos son singulares; por ello, son las entidades bancarias, al conocer tu caso particular; que pueden decidir respecto al mismo.

Algunos Aspectos a Tener en Cuenta

  1. Verificar que la hipoteca que posees actualmente con alguna entidad bancaria incluya seguro de protección de pagos o desempleo; ya que estos pueden llegar a cubrir hasta doce mensualidades.
  2. También puedes comunicarte con la entidad bancaria con quien mantienes la hipoteca y plantear la situación que estés pasando; en ese caso, pueden surgir algunas de estas opciones:

Solicitar una Carencia

Esta opción permite al moroso un período de tiempo donde solo tenga que pagar intereses. Esto se traduce en una reducción de aproximadamente un 50%. Existe la posibilidad de solicitar una carencia total, aunque no siempre la conceden; recuerda que cada caso es particular y son las entidades quienes toman la decisión.

Capital Diferido

El deudor puede optar por diferir el pago de una porción de la deuda, hasta la última cuota; disminuyendo así el importe de la mensualidad, debido a que la misma es calculada con la parte restante.

Ampliar el Plazo de Amortización

El plazo de pago del préstamo hipotecario se puede ampliar cinco o diez años más; a fin de que las cuotas disminuyan y puedas cumplir con los pagos puntualmente cada mes.

Solicitar una Dación en Pago

Puedes proponer a la entidad bancaria la vivienda o inmueble como parte del pago de la deuda. Si el caso es que la deuda es mayor al valor del inmueble, puedes hacer entrega de este a la entidad bancaria y obtener una deuda sólo por la diferencia. En este caso cada entidad bancaria puede decidir si aprobar o no, recordemos que las Leyes Hipotecarias Españolas no obligan a las entidades bancarias a otorgar una dación en el pago.

Declararte en Quiebra

Algunos optan por declarase en quiebra familiar recurriendo a un concurso de acreedores de particulares. El plazo para cumplir con esta opción son dos meses, una vez notificado ante la entidad bancaria.

Siempre procura hallar la asesoría y guía de la entidad financiera en la búsqueda de opciones; por ejemplo, se puede vender el inmueble lo más pronto posible; así, la entidad bancaria prima la venta de la vivienda o inmueble, aún con posibles pérdidas, para luego incluir el inmueble a su balance y la provisión por el importe otorgado. También puedes tener como opción la refinanciación de la deuda. Con toda esta información seguro podrás evitar el embargo de una casa.