Como vivir en una furgoneta

Por alguna extraña razón, cada día son más y más las personas que están viviendo en sus furgonetas, lo que se ha llegado a convertir en una moda cada vez más frecuente. Sucede que muchos se han adentrado en esta moda con el fin de poder viajar hacia donde quieran sin pagar ni un euro en hospedajes costosísimos, pero van a tener que seguir unos cuantos consejos para que su aventura no resulte siendo un fracaso total.

¿Qué se debería llevar en este viaje?

Una de las primeras cosas en las que debe pensar una persona que ha decidido irse a vivir a una furgoneta es la distribución de los muebles y el resto de las cosas que va a incluir en ella. También hay que determinar qué es lo más importante y qué será de utilidad en esta travesía. Una buena opción para incluir es una cama plegable porque siempre va a hacer falta donde dormir plácidamente.

Además de dejar un poco más de espacio libre para otras cosas de gran importancia, la cama plegable también nos permite armarla y desarmarla a conveniencia para poder hacer una mejor distribución del espacio.

Hay ciertos modelos de este tipo de camas que vienen incorporados con un espacio especial para guardar una gran cantidad de artículos personales como ropa, sábanas, edredones, oscurecedores, entre muchas otros.

Dependiendo del tipo de furgoneta y el tamaño que tenga la misma, se puede hacer una distribución tan eficiente del espacio que se pueden incluir una despensa, un fregadero, una cocina, un depósito de agua, entre otras cosas.

Puede parecer una locura pero no lo es si se cuenta con el espacio y el ingenio suficientes para saber dónde y cómo ubicar cada una de las cosas que hagan falta.

¿Qué tipo de ropa se debería usar?

No se deberían tener más de una maleta o dos para podrá ahorrar espacio, así que se debe llevar toda la ropa que quepa en ellas. Debería ser la cantidad correcta para unos tres o cuatro mese de viaje para que el o los viajeros se puedan dar abasto durante todo ese plazo de tiempo. Hay que basar todas y cada una de las elecciones que se hagan en el o los climas a los que los viajeros se vayan a enfrentar durante su travesía.

Deberían elegir todo tipo de ropa, pero la ideal es la que proteja de la lluvia, el sol y el frío según sea el caso.

Es muy posible que terminen arrepentidos de no haber llevado tal o cual camisa o pantalón dadas las condiciones climáticas a las que les toca enfrentarse, por lo que deben hacer todas sus previsiones antes de emprender del viaje y lamentar lo que se pensó a tiempo luego.

¿Cómo se cocina en una furgoneta?

Cuando se ha emprendido un viaje por meses en una furgoneta, una de las primeras cosas en las que deben de pensar los viajeros es en cómo van a comer y qué es lo que harán cocinar los alimentos que lleven o vayan recolectando en el camino.

La buena noticia es que solo se tiene que conseguir una simple cocinita de campingas, la cual puede ser adquirida por un módico precio de 15 euros, pero ya esto depende de la marca en la que se obtenga.

Las botellas que hacen falta para ponerla en funcionamiento casi nunca van a pasar de los 2 euros e España, pero en otros países el precio puede ser mucho más elevado de lo que nos gustaría.

Por esta misma razón es que se deben cocinar platillos cuya preparación no vaya a durar demasiado tiempo y que sean lo más simples posibles. Adicional a eso, no se dispone de nevera, así que hay que ir al supermercado prácticamente a diario.

En caso de que se vaya a comer inmediatamente después de adquirir los ingredientes necesarios, entonces no hay problema con que ninguno de estos esté congelado.

Lo que más se recomienda comer en estos casos son arroces, bocatas, pastas, crepes, legumbres, tortillas, entre otros esto demuestra que el hecho de que se viva en una furgoneta durante algún tiempo no es sinónimo de que se deba pasar hambre o comer mal.

¿De qué manera se pueden lavar los trastes en una furgoneta?

Contrario a lo que pensarían muchos al leer este artículo, no hace falta que los viajeros salgan de la furgoneta a un lugar en donde lavar los trastes porque fácilmente pueden tener uno dentro de su vehículo sin ningún problema.

Todo lo que deben hacer para evitar esto es adquirir un pequeño fregador de no más de 29centímetros de diámetro que pueden utilizar para lavara todo lo que vayan ensuciando durante el viaje.

Este mismo fregador es el que pueden usar para lavarse la cara, los dientes, las manos, entre otras cosas. Dependiendo del tipo de fregador que se use, puede incluir un depósito más o menos grande que se puede adecuar a las necesidades particulares de quienes emprenden el viaje.

Algunos contienen un depósito de 20 litros de agua, lo cual es más que suficiente para fregar durante todo el día con moderación.

 

¿Cómo se ducha en una furgoneta?

Una de las mejores formas para poder ducharse en una furgoneta es conectar una manguera al tanque de agua ya mencionado, lo que sería un equivalente a dos duchas rápidas durante todo el día.

Esta puede ser una excelente oportunidad para ser más conscientes del uso racional del agua y comprender por qué no debemos desperdiciar el preciado líquido en tonterías.

El hecho de que una persona se vea obligada a llenar un depósito de agua para poderse duchar diariamente definitivamente debería cambiar su forma de ver las cosas. También hay otras muy buenas opciones a las cuales recurrir como las duchas en las playas o campings.

¿Cómo ir al baño en una furgoneta?

Los baños que pudiesen usarse en furgonetas ocupen una enorme cantidad de espacio que no permitirían llevar otras cosas vitales para el viaje, por lo que solo queda recurrir a los baños públicos, de bares, restaurantes, campings, entre otros. En caso de cualquier emergencia, se puede usar una banqueta con un agujero y una bolsa que luego de usada puede botarse.

 



Visita nuestro Facebook↗Abrir desde Facebook

Visita nuestro canal de Youtube: ↗Ver canal de Youtube.


About Eduardo Varela

Graduado en Administración y dirección de empresas - Ciencias económicas. Experto en temas financieros y especializado en la industria Fintech. Eduardo Varela