¿Cómo Comprar una casa Estando en ASNEF?

Debido a que resulta difícil cada día más adquirir una vivienda, debido a las condiciones económicas cambiantes que afectan negativamente el mercado inmobiliario, muchos nos vemos en la necesidad de acudir a préstamos o hipotecas para lograr tener una vivienda; lo cual es una necesidad básica de todos. Sin embargo, esta solicitud de préstamos ante las entidades bancarias para comprar una casa, se pueden complicar si nuestro nombre aparece en ficheros como ASNEF. Por eso, hoy te explicamos qué puedes hacer para comprar una casa estando en ASNEF.

Puedes Comprar una casa Estando en ASNEF

¿Qué significa ASNEF?

La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF) es una organización que se rige por la Ley 19/1977 de abril; a través de un fichero; permite a sus miembros o socios consultar el historial crediticio de sus clientes y saber si están en mora con otras entidades. Así logran minimizar los riegos en las operaciones financieras y facilita la intención de pago del deudor, ya que este se sentirá comprometido al aparecer en el fichero.

Aunque dichos ficheros han tenido gran éxito, queremos mostrarte las condiciones y todo lo que debes saber para poder comprar una casa estando en ASNEF.

¿Por qué estás en ASNEF?

Lo primero que debes saber es por qué estas incluido en el fichero; es decir, cuál es la naturaleza de tu deuda; por ejemplo, pudieras tener una deuda con alguna compañía de teléfono o alguna empresa que ofrezca servicios y productos que no tengan carácter financiero; por ello, algunas entidades financieras deciden otorgarte el crédito hipotecario aunque te encuentres en ASNEF. El inmueble también es un aval o garantía del cumplimiento de pago, ya que si incumples con el pago de la hipoteca, legalmente el banco puede obligarte a vender la propiedad y así ellos recuperan el dinero del préstamo que te asignaron.

Otro aspecto que pueden considerar las entidades bancarias a la hora de aprobar o no una hipoteca para vivienda es el monto de la deuda que tengas; ya que puede ser mínima y se puede saldar fácilmente.

Las entidades también analizan el comportamiento de tu deuda; por ejemplo, si eres un moroso recurrente o si es tu primera vez en un fichero, por situaciones extraordinarias que escapan de las manos, como desempleo, ruptura de matrimonio, accidentes o algún otro imprevisto. Por ello, te sugerimos analizar personalmente tu historial crediticio y saber los puntos que tienes a favor y aquellos que pueden perjudicarte.

Analiza todas las Opciones

Existen algunas empresas que refinancian las deudas que tengas; es decir, te pueden otorgar un préstamo para saldar tu deuda y así lograrás salir del fichero de morosos. Estas empresas gestionan los impagos que aparezcan a tu nombre y te permiten crear un nuevo cronograma de pago. En este punto, puedes tener presente que la empresa o entidad que te otorgue el refinanciamiento, no pertenezca a ASNEF, para que tengas la garantía de no aparecer nuevamente en dicho fichero; solo pagarías la misma deuda, pero a una entidad diferente y estarás libre para solicitar el préstamo que necesitas para adquirir una vivienda.

Si optas por la opción de refinanciamiento de tu deuda, una vez que sea saldada debes cumplir con una serie de requisitos, para que tu nombre sea borrado del fichero. Lo primero es demostrarlo ante ASNEF, a través de unas formas o documentos de solicitud de cancelación de deuda; estas formas las puedes conseguir en el fichero electrónico de ASNEF.

Posteriormente, puedes anexar los documentos que comprueben el pago de la deuda y fotocopia de tu DNI, y consignarlos ante las oficinas del registro. Por lo general, una vez que hayas cumplido estos pasos, puedes verificar la lista de ASNEF en aproximadamente un mes, y ya debe estar eliminado tu nombre de la misma. Sin embargo, debes saber que legalmente ASNEF tiene derecho de mantener tu nombre en la lista hasta por 6 años; aunque nunca suelen hacerlo por tanto tiempo.

Lo importante es que manejes toda la información necesaria, para que no pases por alto ningún trámite que pueda afectarte más adelante, en el proceso de solicitud de préstamos.

Consejos para Comprar una casa Estando en ASNEF

Si definitivamente no puedes salir de la lista de ASNEF, te presentamos las siguientes opciones:

Hipotecas no Convencionales

Otra opción que puedes manejar para comprar una casa estando en ASNEF, es acudir a las hipotecas de capital privado. Estas hipotecas se canalizan con particulares o algunas empresas de tipo privado que se dedican a este tipo de actividad, que no son de carácter bancario.

La ventaja que te brindan es que puedes optar por un préstamo, a través de requisitos accesibles. Necesitas tener tu identificación DNI, pasaporte o algún otro. También necesitas tener ingresos regulares o habituales; esto a fin de comprobar que efectivamente cuentas con la capacidad de pago necesaria.

Lo más importante es que algunas de estas entidades deciden otorgar el préstamo aunque estés en ASNEF; debido a que evalúan las condiciones de solicitud de tu crédito, analizando tu situación crediticia, verificando qué tipos de impagos has tenido y en cuánto tiempo puedes solventar tu situación.

También existen préstamos que incluyen como aval el inmueble que vas a adquirir; los requisitos son pocos, te permiten hipotecar viviendas de familiares, solo que no posean una carga hipotecaria elevada.

Planifica tus Finanzas

Algo muy importante que debes tener presente a la hora de optar por un préstamo, es planificar detenidamente tus finanzas; debes hacer un balance, priorizando lo que realmente necesitas y a su vez mantengas un buen récord ante entidades bancarias. Siempre puedes buscar asesoría legal y consultar con expertos que te ayuden a tomar decisiones correctas en sentido financiero. También consultar las leyes y regulaciones en materia crediticia.

Nunca tomes decisiones desesperadas, que lejos de ser una solución, representen un problema mayor para tus finanzas. No olvides que también puedes recurrir a amigos, familiares, etc.; para solventar algunas de tus deudas. Por supuesto, esto depende del monto que tengas en morosidad; por ejemplo, puede ser algo mínimo como pagos vencidos de tarjetas de crédito.

También depende de los ingresos que estos manejen. Pero es una opción que puedes tener presente y así no tendrás que acudir a instituciones, entidades o terceras personas, cuando no sea necesario y evitarás introducirte en préstamos indebidos; sobre todo contarás con buenas referencias a la hora de solicitar préstamos, para no verte en la necesidad de comprar una casa estando en ASNEF.